Pide tu cita
Horario de verano
lunes a viernes de 8:30 a 20:30 horas
Dirección

C/Hernando del Pulgar, 7. 41007 Sevilla (Semiesquina Avda. Luis Montoto)

C/Hernando del Pulgar, 7 (Semiesquina Avda. Luis Montoto)

Subir

Pulpotomia y pulpectomia

InicioOdontopediatríaPulpotomia y pulpectomia
pulpotomia-sevilla

¿Qué es una pulpotomía?

La pulpotomía es uno de los tratamientos más frecuentes en Odontopediatría. Es habitual en niños porque está indicado cuando un diente temporal tiene la pulpa (nervio) inflamada o expuesta debido a un golpe en el diente o una caries grande.

Gracias a la pulpotomía extraemos la parte de la pulpa que ha resultado dañada, preservando el resto. Es importante destacar que este tratamiento alivia inmediatamente el dolor del niño y la posible inflamación o no interfiere en el desarrollo del diente definitivo.

¿Cómo se hace la pulpotomía?

Este tratamiento se realiza con anestesia local ya que requiere el acceso a la cavidad del diente para extraer la parte dañada de la pulpa y mantener la parte sana intacta para que pueda seguir cumpliendo su función.
Posteriormente se procede a la colocación de una pasta medicamentosa en la cámara pulpar y se realiza la reconstrucción del diente. Finalmente será importante hacer un seguimiento del niño para asegurarnos de que no aparecen complicaciones.

¿Qué es una pulpectomía?

La pulpectomía es similar a la pulpotomía, pero se realiza en casos donde la lesión de la pulpa es completa y es necesaria la retirada completa de la pulpa (incluyendo la de las raíces del diente). Es un tratamiento parecido a la Endodoncia que hacemos en los adultos.

Tras eliminar la totalidad del tejido nervioso del diente, incluyendo el interior de la corona y las raíces, se sella el espacio interior (cámara pulpar) y se procede a la reconstrucción de la pieza.

pulpectomia-sevilla

Restauraciones dentales

Cuando en un diente de leche se hace una pulpotomía o pulpectomía, el diente se queda ahuecado y debilitado, por lo que no es suficiente con solo rellenar el hueco.

Será necesario reforzar las paredes del diente y hermetizar su interior con una pequeña funda o corona de acero que ayuda a preservar el diente tratado.