Pide tu cita

Horario
Lunes a Viernes: De 8:30 a 20:30
Dirección

C/Hernando del Pulgar, 7. 41007 Sevilla (Semiesquina Avda. Luis Montoto)

C/Hernando del Pulgar, 7 (Semiesquina Avda. Luis Montoto)

Subir

Ortodoncia invisible

InicioOrtodonciaOrtodoncia invisible
Ortodoncia invisible

Si deseas mejorar tu sonrisa y primas la estética por encima de todo, la ortodoncia invisible Invisalign es la alternativa más discreta que existe actualmente a los brackets tradicionales. En nuestra clínica dental en Sevilla somos especialistas en ortodoncia invisible.

El sistema Invisalign se basa en la utilización de una serie de alineadores o férulas transparentes, prácticamente imperceptibles a simple vista, que el paciente va cambiando aproximadamente cada dos semanas.  Cada alineador va desplazando los dientes poco a poco hasta que alcanzan su posición ideal.

¿Cuánto dura el tratamiento?

Dependiendo del caso de cada paciente, el tiempo de tratamiento varía. Lo habitual es que, para los casos más leves, el tratamiento dure alrededor de 6 meses, aunque el tiempo medio es de aproximadamente 18 meses.

Para ello, es de vital importancia la colaboración del paciente. Los alineadores deben ser llevados al menos 22h al día, retirándolos únicamente para comer y para cepillar los dientes.

Visualiza cómo quedará tu sonrisa antes de iniciar el tratamiento

Gracias al sistema ClinCheck® de Invisalign el paciente puede ver cómo será el resultado final del tratamiento antes de iniciarlo. Tras realizar varias radiografías de la boca, este programa informático permite crear una representación digital de cómo irán los dientes irán desplazándose al intercambiar las férulas.

Partiendo de los resultados de ClinCheck®, fabricaremos los alineadores transparentes hechos a medida para ti y garantizando el mejor resultado.

Los beneficios de Invisalign

Invisalign es transparente y prácticamente invisible, lo que significa que nadie notará que los llevas puestos. Esta es una gran ventaja, especialmente si tu trabajo implica estar de cara al público.

Los alineadores son extraíbles. Al contrario de los brackets tradicionales, puedes comer cualquier alimento sin miedo a dañar el aparato de ortodoncia, ya que los alineadores se retiran durante las comidas. Esto lo convierte también en un procedimiento muy higiénico, ya que no se quedan restos de comida almacenados y el cepillado se realiza sin los alineadores puestos.

Es un tratamiento muy cómodo. No hay soportes metálicos o que causen llagas o heridas en la boca, lo que significa menos dolor y un menor número de visitas al dentista para ajustar el tratamiento. causar irritación en la boca, y sin metal o cables significa que pasa menos tiempo en la silla del dentista para obtener ajustes.

Financiación a medida