Pide tu cita
Horario
lunes a viernes de 8:30 a 20:30 horas
Dirección

C/Hernando del Pulgar, 7. 41007 Sevilla (Semiesquina Avda. Luis Montoto)

Subir

¿Qué consecuencias tiene la falta de dientes?

InicioNoticias ¿Qué consecuencias tiene la falta de dientes?
Pérdida de dientes, implantes dentales

¿Qué consecuencias tiene la falta de dientes?

La pérdida de dientes es un problema más común de lo que se pueda pensar. Ya sea como consecuencia de accidentes, golpes o por enfermedades, muchas personas pueden acabar con una sonrisa incompleta y con su salud dental en riesgo.

Desde nuestra clínica dental en Sevilla queremos explicaros cuáles son todas las consecuencias de no reponer las piezas dentales perdidas, ya que muchos pacientes no lo consideran un problema real.

Consecuencias para la salud dental

Cuando se pierden uno o más dientes, la estructura bucodental se queda descompensada y surgen una serie de problemas a largo plazo que pueden perjudicar gravemente la salud dental.

Las consecuencias más comunes de la falta de dientes son:

Pérdida ósea

El hueso de los maxilares está en constante evolución, incluso en la edad adulta. Por ello, cuando falta una pieza dental, el hueso tiende a sufrir una pérdida de masa ósea.

Para evitar el desgaste del hueso y su reabsorción es necesario colocar implantes dentales. Este tratamiento dental es el único que evita este problema, además de ser el que mejores resultados ofrece a corto y largo plazo.

Desplazamiento de piezas dentales

Los dientes tienden a desplazarse por los huecos que hay en la encía, ocupando posiciones que no les corresponden. Cuando se pierde una o más piezas dentales, las adyacentes al hueco se mueven y esto tiende a provocar apiñamiento y maloclusiones dentales.

En aquellos casos en los que ya se ha producido el desplazamiento dental, es necesario devolver a los dientes a su posición original para dejar el espacio necesario para poder colocar un implante dental que sustituya la pieza perdida.

Para ello, será necesario iniciar un tratamiento de ortodoncia.

Dificultad para masticar

Al no coincidir las arcadas dentarias surgen dificultades para masticar correctamente los alimentos. Esto provoca una gran incomodidad durante las comidas, ya que no se puede triturar con normalidad, y, como consecuencia de ello, hay una mala digestión.

Además, los cambios de disposición en los dientes producen problemas de oclusión, que traen consigo dolor en la mandíbula, desgaste excesivo de las piezas dentales o encaje irregular entre dientes superiores e inferiores, entre otros problemas.

Enfermedades periodontales y caries

Las bacterias se acumulan en la superficie vacía de la encía, provocando enfermedades periodontales como la gingivitis o periodontitis. Además, los dientes adyacentes al hueco tienen mayor probabilidad de desarrollar caries.

También es común que la mucosa de la zona sea más sensible a los golpes y al contacto con la comida y la lengua. Por ello, pueden producirse heridas y llagas con más facilidad.

Consecuencias estéticas

Perder un diente cambia la sonrisa por completo, y si la pérdida ha sido de un diente incisivo, el impacto visual es aún mayor. Esta situación aporta un aspecto envejecido y descuidado que pueden afectar a la imagen que queremos transmitir de nosotros mismos.

Las personas que acuden al dentista por la falta de dientes suelen ir, principalmente, por la incomodidad estética y los problemas masticatorios, aunque, como hemos mencionado, hay otras muchas consecuencias que deberían animar a sustituir el diente perdido.

Consecuencias para la salud mental

Muchas personas creen que perder un diente es un problema que solo afecta a la estética, pero la realidad es que la falta de una o más piezas dentales repercute en la salud mental.

Sonreír es un acto de socialización que implica confianza, seguridad y alegría. Cuando no se tiene una sonrisa completa, pueden surgir miedos e inseguridades que dificulten la interacción con otras personas.

Además, no querer sonreír hace que nuestro propio carácter se vea afectado, al estar en tensión constante. El estrés y la ansiedad que pueden llegar a sufrirse por la falta de dientes se puede solucionar con los implantes dentales, que consiguen una sonrisa natural y completa.

Llamar a Odontología especializada SevillaLlámanos